“La Maison Lemarié”

“La Maison Lemarié” es una casa especializada en el arte de las plumas, la confección de flores en tela como las camelias icónicas de “La Maison Chanel” y es un taller de costura único donde se realiza a mano el Nido de Abeja, plisados y volantes elaborados a petición de las casas de La Alta Costura como Balenciaga, Givenchy, Valentino, Yves Saint Laurent.

“La Maison Lemarié” fue fundada en 1880 por la modista Palmyre Coyette que tomo el apellido de su marido Lemarié.

La casa cuenta con 60 empleados aunque cuando se acercan las fechas de los desfiles y presentaciones de nuevas colecciones aumentan a 90 empleados, siendo su labor realmente difícil, ya que los tiempos son muy justos para entregar los encargos, debido a que todos acuden por las mismas fechas y  se utilizan entre 100 y 300 horas de trabajo en cada pedido dependiendo del diseño.

lemarie-ELLE+CANADA+SKETCH+2

El oficio de Plumassier utiliza la pluma de pájaros para crear moda, ornamentos de vestidos y accesorios y también decoran  algunos escaparates para boutiques de lujo.

En las reservas de la casa nos encontramos con las plumas adquiridas antes de la prohibición de su uso. De acuerdo con la Convención de Washington, tienen el derecho de usar las plumas de las aves comestibles: ganso, pavo, avestruz, faisán o cisne.

Hasta la mitad del siglo XX existieron alrededor de 300 casas con este oficio ya que tanto hombres como mujeres utilizaban estos ornamentos sobre todo en los sombreros, pero a partir de la segunda mitad del siglo XX este accesorio dejo de ser habitual en el atuendo de hombres y mujeres y comenzó la protección animal con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de faunas y de flores salvajes amenazadas. Ahora queda “La Maison Lemarié como la más importante, “La Maison Février” y “La Maison Marcy”.

En 1996 entro a formar parte de PARAFFECTION, Des Mètiers D’Arts, creada por “La Maison Chanel” y Karl Lagerfeld.

lemarie2
Diseños de Chanel
LEMARIE3
El vestido de la izquierda es de Jean Paul Gautier, los otros dos de Chanel.

 

El oficio de Plumassier:

Todo comienza con la selección de las plumas. Es esencial encontrar una pluma que coincida con el color y la calidad de la tela. Para ello, se pasan horas y horas en la reserva de la casa entre todos los tipos de plumas. Una vez seleccionadas se tiñen, cortan y se insertan manualmente en el tejido. Se realiza una muestra para el diseñador. Si éste está de acuerdo, se comienza a trabajar con el pedido. Si el diseño y la muestra no coinciden, a veces tienen que cambiar la muestra inicial, pero acercándose lo máximo, con el fin de no cambiar la idea inicial del creador.

Los dedos ágiles de los plumassiers ponen delicadamente un poco de cola en la pluma y las van sobreponiendo una encima de la otra con una maestría sólo posible de un “Savoir Faire” conservado con el paso de los años. Los motivos se van dibujando, el volumen va dando vida a la imaginación del diseñador.

Son artesanos de la ligereza y de la elegancia.

 

El oficio de las Floristas:

Las floristas de “La Maison Lemarié” fabrican a mano las flores de tela, de piel, tweed y plástico. Enseguida son aplicadas, cosidas o encoladas en los vestidos o accesorios.

La forma del pétalo deseado se corta con un punzón en el tejido o material elegido, siendo cada pétalo ensamblado a mano, de uno en uno, para obtener una flor.“La Maison Lemarié” es el proveedor y creador oficial de las camelias de “La Maison Chanel”.

El futuro de cada flor fabricada radica en la combinación correcta de almidón. El especialista que se encarga debe tener un conocimiento absoluto de los materiales y sus características. Si la tela recubierta es demasiado dura, el pétalo se romperá, y si es demasiado blanda, la flor no mantendrá la forma.

El segundo paso es el corte de los pétalos. Esta es la única fase del proceso de trabajo automatizado utilizando una máquina.

El taller cuenta con más de 300 moldes de diversas y variadas formas, y más de 5.000 modelos en sus archivos. con lo pueden  acelerar el proceso de fabricación.

La tercera etapa es el moldeo de los pétalos. Con el tejido cortado, todavía húmedo, se monta sobre diferentes tamaños de bolas, la pelota se calienta a una temperatura determinada y se extiende el pétalo anteriormente. La pelota no debe ser demasiado caliente para evitar que se queme la tela.

Finalmente, el último paso. El montaje de los pétalos en una flor. Pétalo a pétalo, se necesita  alrededor de 50 minutos para crear una camelia básica, pero puede tomar hasta 20 horas si hay un modelo de alta costura.

 

El modelo de la foto es un diseño de Alexandre Vauthier para la colección de Alta Costura para el Otoño/Invierno 2013-2014.

El cuerpo fue realizado por “La Maison Lesage” y la falda por “La Maison Lemarié” con plumas de avestruz.

alexandre-vauthier_2495835

photo-31-photos-du-defile-alexandre-vauthier-haute-couture-automne-hiver-2013-2014_4466758

 

Fascinantes y muy interesantes son estos oficios, sinónimos del “Savoir Faire” y de la artesanía en el mas amplio significado de “artista“. Con gran maestría transmiten la idea del diseñador y nos transportan a un mundo de ensueño.

Como dirían en Francia “Chapeau“.

Les espero en el próximo post.

Saludos,

 

 

 

 

Si desean mas información pinchen  el siguiente enlace de un magnífico post de MOMUBLOG:

Anuncios

Autor: Anallasa

Blog de diseñadores de moda de lujo y Alta Costura, oficios de la moda y de arte contemporáneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s